Buscar
  • Jose Luis Diaz Ramos

Recluidos, pero con Derechos: Cárceles y COVID-19.

Las condiciones precarias de salud en los centros de detención y reclusión, sumado al alto grado de hacinamiento que hay en estos, los convierten en lugares con un riesgo alto de propagación del COVID-19. Hasta el 22 de mayo a la 1 pm, la organización Prison Insider reportaba que a nivel mundial había más de 48 mil casos de COVID-19 en las cárceles de más de 69 países, y más de 856 muertes confirmadas.

En algunos países se han presentado problemas, pues los reclusos demandan mejores condiciones de salud y seguridad ante la amenaza de que se presenten casos de COVID-19. En países como Argentina, Brasil, Perú, Venezuela, Italia, entre otros, se han presentado huelgas de hambre, así como intentos de fuga, demandas a las medidas tomadas por los gobiernos debido a vulneración de derechos, entre otros.

Los países de América Latina han venido tomando algunas medidas similares para contrarrestar el problema en mención, como las excarcelaciones de presos de bajo riesgo. A demás, se han prohibido las visitas a los centros penitenciarios y el envío de nuevos detenidos a estos; sin embargo, según expertos, la primera medida puede generar tensión al interior de las cárceles y la segunda aumentar el hacinamiento (Pardo, 2020).


Debido a lo anterior, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, mencionaba que los Estados de América Latina "no han adoptado las medidas adecuadas para prevenir la violencia en las instalaciones de detención y que los agentes estatales habrían cometido violaciones del uso de la fuerza en su intento por recuperar el control de dichas instalaciones” (ONU,2020).


En Colombia la situación no es diferente. Hasta el pasado jueves 21 de mayo, Colombia contaba con 1,065 casos de COVID-19 en cárceles, 16 recuperados y cuatro muertos (El Espectador, 2020). Esta situación sólo está mostrando, una vez más, las condiciones precarias de los centros de reclusión. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, Colombia tiene 134 cárceles con más de 121 mil personas en estos, cuando en realidad sólo tienen cupo para alrededor de 80 mil, lo cual representa un hacinamiento superior al 50% (Amnistía Internacional, 2020).

Si bien se han tomado algunas medidas por parte del Gobierno Nacional, como la expedición del Decreto 546, los lineamientos del Ministerio de Salud para el control, prevención y manejo de casos de COVID-19 para población privada de la libertad, entre otros, hay algunas críticas con respecto a estas.


En primer lugar, lavarse las manos, evitar aglomeraciones, reportar casos con síntomas, entre otros, es algo complejo de hacer en las cárceles, pues muchas prisiones en el país no cuentan con suministro de agua potable. Adicionalmente, en algunos establecimientos hay un hacinamiento de hasta 350%, por lo cual evitar el contacto es casi imposible. De igual manera, la atención médica es alrededor de treinta veces más baja que la que recibe el resto de la población en el país, por lo cual el sub-reporte de casos puede ser alto (Ariza y Ciprian, 2020).


En segundo lugar, la suspensión de las visitas tiene algunas consecuencias negativas. Por ejemplo, debido a la falta de bienes y servicios en los centros de reclusión, las familias en sus visitas son las que hacen este suministro, por lo cual las condiciones de las personas privadas de la libertad pueden empeorar significativamente (Ariza y Ciprian, 2020). Así mismo, hay algunas opiniones de las mismas personas privadas de la libertad que denotan otros problemas.


“Laura Zamora, una mujer transexual condenada a 50 años en la cárcel La Picota de Bogotá, añade: "Sin visitas los hombres intentan abusar más de nosotras"”. (Pardo, 2020).

Organizaciones como Amnistía Internacional, el Grupo de Investigación en Macroeconomía de la Universidad de Los Andes, así como expertos nacionales, han dado algunas recomendaciones para el caso colombiano. Adicionalmente, la Organización Mundial de la Salud, el Comité Internacional de la Cruz Roja, la Mesa Internacional de Seguimiento al Coronavirus en Prisiones, el Penal Reform Institute, Human Rights Watch, entre otros, han dado luces sobre cómo enfrentar el problema.

Luego de revisar la situación actual y las recomendaciones que organizaciones y expertos estipulan, identifiqué algunos puntos clave que deben ser aplicados para el caso colombiano. En primer lugar, se debe reducir la población en centros de reclusión y cambiar a liberación temprana o supervisada, dando prioridad a personas mayores, niños y mujeres. Sin embargo, en este punto se debe tener cuidado con quién decidirá, y bajo qué parámetros, el que una persona pueda salir de la cárcel o no. Así mismo, se debe tener en cuenta que esta medida puede vulnerar los derechos de las personas, por lo cual se deberán llevar a cabo medidas que disminuyan esa vulneración. Por ejemplo, se deberá trabajar por garantizar el contacto con familiares y allegados por medios electrónicos.

En segundo lugar, las medidas a tomar deben contar con un enfoque diferencial para mujeres, niños y niñas, adultos mayores, población especialmente vulnerable debido a su condición de salud, población LGBTIQ, entre otros.

En tercer lugar, se deben ejecutar programas de salud mental con los internos, debido a que van a sufrir mayores índices de soledad, entre otros, por la falta de contacto con sus familiares y allegados, así como por la incertidumbre de la situación actual.

En cuarto lugar, la información y comunicación entre las cárceles, los reclusos y sus familiares es esencial. Se debe, por tanto, garantizar la difusión de información clara y oportuna a los reclusos, familiares y trabajadores. Adicionalmente, las cárceles deben hacer públicos sus planes de acción para dar tranquilidad.

En quinto lugar, los centros de reclusión se están viendo desprovistos de elementos de higiene que eran proveídos por las familias de los reclusos, así como alimentos, entre otros. Por esta razón, se deben llevar a cabo programas de provisión de elementos de primera necesidad que previamente estaban siendo suministrados por las familias de las personas.

En sexto lugar, se deben desarrollar mecanismos de detección y atención oportuna a personas vulnerables por condiciones de salud previas como aquellos que sufren de diabetes, hepatitis, VIH, tuberculosis, entre otros. Para lo anterior, así como para otras medidas, se debe garantizar la coordinación y articulación entre los distintos entes de salud y los encargados de la detención, con el fin de desarrollar planes mutuos de contingencia y acción.

En séptimo lugar, hay que garantizar que las personas sigan teniendo acceso a apoyo legal, así como deben seguir teniendo información sobre el avance de sus casos debido a la situación actual.

Para todo lo anterior, es esencial que los programas y medidas por adoptar cuenten con dos condiciones. La primera, es que deben tener dos ejes de acción: las personas privadas de la libertad y los funcionarios que laboran en los centros de detención y reclusión. La segunda, es que se debe garantizar que todas las medidas tienen de carácter proporcional, limitado en el tiempo y no discriminatoria. En este sentido, se deben respetar los derechos humanos de las personas privadas de la libertad, por lo cual se deben garantizar los principios de proporcionalidad, legalidad, necesidad y no discriminación (Comninos, 2020).

Para finalizar, hay que recordar que si bien los individuos que se encuentran privados de su libertad han cometido delitos que los han llevado a estar en los lugares de reclusión, estos todavía cuentan con derechos que deben ser garantizados. Por tanto, es responsabilidad del Estado garantizar que los centros de detención y reclusión se encuentren en condiciones dignas y favorables frente al COVID-19. En caso de no tomarse en cuenta las recomendaciones hechas por expertos, no solamente las personas que están recluidas en los centros serán vulnerables a contraer el COVID-19, sino también los funcionarios que laboran en los centros de reclusión, sus familias y las familias de las personas privadas de la libertad.

Recursos adicionales de interés:

  • La United Nations Institute for Training and Research tiene distintas herramientas como: i) Herramientas prácticas de preparación y respuesta en lugares de detención; ii) instructivo para visitantes a lugares de detención; iii) instructivo para presos 1 y 2; entre otros.

  • Para mirar qué acciones están tomando los países, así como una actualización de casos y otros, alrededor de cárceles y COVID-19 a nivel mundial, se puede acceder al Prison Studies. De igual manera, CO:LAB se encuentra haciendo una recopilación de información y medidas adoptadas para personas que trabajan o están inmersas en el sector carcelario de distintos países a nivel mundial.

  • La organización Prison Insider cuenta con información geográfica de casos de COVID-19 en prisiones a nivel mundial.

  • Tres documentos adicionales de interés son: i) Preparedness, Prevention and Control of COVID-19 in Prisons and Other Places of Detention; ii) United Nations Standard Minimum Rules for the Treatment of Prisoners; iii) Treatment of Women Prisoners and Non-custodial Measures for Women Offenders.

Referencias.

Amnistía Internacional. (marzo 23, 2020). Colombia: El Estado debe tomar medidas idóneas para proteger la población arcelaria ante la pandemia del COVID-19. Amnistía Internacional. Disponible en: https://www.amnesty.org/es/latest/news/2020/03/colombia-debe-proteger-poblacion-carcelaria-ante-epidemia-covid19/

Ariza, L., Ciprian, H. (marzo 12, 2020). COVID-19 I Los presos también tosen. Disponible en: https://cerosetenta.uniandes.edu.co/los-presos-tambien-tosen/

Ariza, L., Tamayo, F. (marzo 20, 2020). COVID-19: Dejen salir a (algunos) presos. Universidad de Los Andes. Disponible en: https://uniandes.edu.co/es/noticias/salud-y-medicina/covid19-dejen-salir-a-algunos-presos

Aula Penitenciaria Latinoamericana. (marzo 23, 2020). Mesa Internacional de Seguimiento al Coronavirus en las Prisiones. Disponible en: https://www.prisonstudies.org/sites/default/files/resources/downloads/20.03.23_ac_introduccion.pdf

CICR. (s.f.). Recomendaciones para la prevención y control de la COVID-19 en lugares de detención. Comité Internacional de la Cruz Roja.

CNN. (24 de 03 de 2020). Liberación temprana, detención domiciliaria y más higiene: las políticas carcelarias de algunos países por el covid-19. Recuperado el 22 de 04 de 2020, de https://cnnespanol.cnn.com: https://cnnespanol.cnn.com/2020/03/24/las-politicas-carcelarias-en-algunos-paises-ante-el-covid-19/

Comninos, A. (marzo 12, 2020). COVID-19 in prison. Association for the prevention of torture. Disponible en: https://apt.ch/en/blog/covid-19-in-prison/

EL ESPECTADOR. (mayo 21, 2020). COVID-19 en las cárceles: hay 1.065 casos, 16 recuperados y cuatro muertes. El Espectador. Disponible en: https://www.elespectador.com/coronavirus/covid-19-en-las-carceles-hay-1065-casos-16-recuperados-y-cuatro-muertes-articulo-915830

Grupo de Investigación en Macroeconomía de la Facultad de Economía Universidad de Los Andes. (marzo 22, 2020). Nota Macroeconómica No. 8. Coronavirus y Hacinamiento Carcelario, ¿Es el momento de usar PRisMA? Facultad de Economía, Universidad de Los Andes. Disponible en: https://uniandes.edu.co/sites/default/files/asset/document/nota-macro-8.pdf

Healio. (abril 8, 2020). Q&A: Without proper strategies, prisons could become COVID-19 ‘epicenter’ Infectious Disease News. Disponible en: https://www.columbiatribune.com/opinion/20200424/pro-con-should-prisoners-be-released-to-lessen-covid-19-cases

HRW. (marzo 31, 2020). Dimensiones de derechos humanos en la respuesta al COVID-19. Humans Rights Watch. Disponible en: https://www.healio.com/infectious-disease/emerging-diseases/news/online/%7B4a9610fc-b445-4b93-a8e6-5cede2750eb5%7D/qa-without-proper-strategies-prisons-could-become-covid-19-epicenter

Montaño, X., Martínez, N. (abril 15, 2020). Cárceles en Colombia, una “olla a presión” en tiempos de COVID-19. Pesquisa Javeriana. Disponible en: https://www.javeriana.edu.co/pesquisa/carceles-en-colombia-una-olla-a-presion-en-tiempos-de-covid-19/

OMS. (02 de 03 de 2020). Preventing COVID-19 outbreak in prisons: a challenging but essential task for authorities. Recuperado el 22 de 04 de 2020, de http://www.euro.who.int: http://www.euro.who.int/en/health-topics/health-determinants/prisons-and-health/news/news/2020/3/preventing-covid-19-outbreak-in-prisons-a-challenging-but-essential-task-for-authorities

ONU. (mayo 05, 2020). Los presos también deben ser protegidos de la pandemia de coronavirus. ONU News. Disponible en: https://news.un.org/es/story/2020/05/1473862

Pardo, D. (mayo 05, 2020). “Estamos durmiendo uno encima del otro”: cómo el coronavirus está incrementando la tensión en las precarias cárceles de América Latina. BBC. Disponible en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-52538256

Penal Reform International. (marzo 16, 2020). Coronavirus: Atención sanitaria y derechos humanos de las personas en prisión. Penal Reform International. Disponible en: https://cdn.penalreform.org/wp-content/uploads/2020/03/Nota-Informativa-Coronavirus-Esp.pdf

Pirius, R. (s.f.). Impact of Coronavirus Outbreak on Prisons. NOLO. Disponible en: https://www.nolo.com/legal-encyclopedia/impact-of-coronavirus-outbreak-on-prisons.html

UNITAR. (s.f.). COVID-19 Preparedness and Response in places of detention. https://www.unitar.org/learning-solutions/publications/covid-19-preparedness-and-response-places-detention-information-package/download

UNODC, OMS, ONUSIDA, ACNUDH. (mayo 13, 2020). Declaración conjunta de la UNODC, la OMS, el ONUSIDA y la ACNUDH sobre la COVID-19 en prisiones y otros centros de detención. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/detail/13-05-2020-unodc-who-unaids-and-ohchr-joint-statement-on-covid-19-in-prisons-and-other-closed-settings

UNODC. (marzo 31, 2020). COVI-19 preparedness and responses in prisons. United Nations Office on Drugs and Crime. Disponible en: https://www.unodc.org/documents/justice-and-prison-reform/UNODC_Position_paper_COVID-19_in_prisons.pdf

WHO. (marzo 15, 2020). Preparedness, prevention and control of COVID-19 in prisons and other places of detention. World Health Organization. Disponible en: http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0019/434026/Preparedness-prevention-and-control-of-COVID-19-in-prisons.pdf?ua=1

5 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
  • Instagram
  • Twitter
  • Icono social LinkedIn